Fumigación de plagas en Bogotá

En Bogotá, muchas personas consideran que la fumigación de plagas forma parte de las acciones más importantes de realizar con respecto al aseo del hogar y salubridad en los establecimientos comerciales debido a que al implementar esta clase de limpieza, se minimizan riesgos de sufrir algunas enfermedades que pueden ser ocasionadas por picaduras de algunos insectos que suelen alojarse en las casas u oficina o el daño y contaminación de mercancía por alojamiento de roedores e insectos.

Mantener limpio un lugar, en muchos casos no es suficiente para evitar que haya plagas desagradables. Es por ese motivo que cada cierto tiempo es recomendable contratar un servicio de fumigación que sea lo suficientemente eficaz para eliminar mosquitos, zancudos, moscas, roedores, entre muchos otros insectos que pueden causar varias problemáticas en cualquier lugar en el que se encuentren de forma numerosa.

Si deseas conocer un poco más acerca de la importancia que tiene este método de aseo en el mantenimiento de tu hogar, empresa u otro espacio habitado, es indispensable que continúes ojeando este post, ya que a continuación te compartiremos todos los datos que necesitas saber al respecto para que puedas implementar la fumigación de plagas, especialmente si te encuentras en Bogotá.

¿Por qué es importante la fumigación de plagas?

Son muchos los motivos por los que la mayoría de personas en Bogotá consideran que la fumigación es bastante importante. Uno de ellos, tiene que ver con el hecho de que muchas especies de plagas pueden afectar directamente la salud de quienes habiten en el ambiente. Entre las enfermedades que pueden ocasionar algunas plagas se encuentran el paludismo, dengue, leptopirosis, entre otras.

Además de esto, algunos insectos también pueden ocasionar daños en posesiones importantes, tal como sucede en el caso de las termitas, que pueden estropear cualquier tipo de madera. Es preciso mencionar que la fumigación de plagas también resulta indispensable para evitar que algunas especies puedan estropear el estado de las comidas.

Cabe acotar que además de la acumulación de insectos, la falta de fumigación que a su vez proporciona un ambiente contaminado puede provocar la presencia de otros tipos de especies como ratones, arañas, gusanos, entre muchos otros animales que además de provocar enfermedades pueden generar ciertas fobias en algunas personas o estropear mercancía de todo tipo.

¿Cada cuánto tiempo se debe realizar una fumigación de platas?

La respuesta a esta interrogante depende del espacio en el que se desee realizar el trabajo y del tipo de aseo que se realice constantemente. Sin embargo, hay algunos consejos generales que suelen dar los expertos al respecto de esta información. La recomendación que suelen dar los especialistas es de efectuar una fumigación cada 60 días.

Generalmente, en el caso de los establecimientos públicos como restaurantes, en los que se requiere de una mayor atención con respecto a la higiene y la prevención de plagas, muchos expertos aconsejan realizar fumigados eficaces cada 14 días, para garantizar que el lugar esté apto para la preparación, distribución y consumo de alimentos.

Con respecto a la duración de este proceso, en la mayoría de los casos comprende un lapso de tiempo que se ubica entre 45 y 60 minutos o más dependiendo del área a fumigar.

¿Cuáles son las plagas más comunes en Bogotá?

Otro de los datos que debes conocer para comprender la importancia de la fumigación de plagas, tiene que ver con las especies más comunes. En Bogotá, según varios informes publicados en portales web, las plagas de roedores más comunes son la ‘’rata noruega’’ y la ‘’rata de techo’’.

Con respecto a los insectos voladores, las moscas, mosquitos y zancudos ocupan los primeros lugares. Por otra parte, los insectos rastreros que tienen mayor presencia tanto en los hogares como en muchos establecimientos en Bogotá son las cucarachas, tanto la denominada ‘’cucaracha’’ como la ‘’cucaracha americana’’.

Lugares en los que suelen alojarse las plagas

Tal como se mencionó anteriormente, cualquier espacio en el que habite una cantidad considerable de personas debe ser fumigado constantemente para evitar la propagación de enfermedades. Sin embargo, hay ciertos lugares en los que se debe tener aún más cuidado con respecto a la multiplicación de las plagas anteriormente mencionadas.

Generalmente, los establecimientos comerciales, especialmente las tiendas locales, son los que más alojan este tipo de animales, debido a que éstos son atraídos por las comidas y golosinas almacenadas. Añadido a esto, los restaurantes también suelen alojar varios tipos de plagas.

Es por ese motivo que ambos tipos de ambientes deben ser fumigados constantemente para evitar tanto la contaminación de los espacios como la propagación de plagas que pueden provocar varias consecuencias con respecto a la salud de las personas que habitan en dichos lugares.

En algunos casos, los supermercados y bodegas también conforman un ambiente en el que las plagas antes mencionadas pueden alojarse e inclusive multiplicarse, por lo que esta clase de establecimientos requieren especial atención con respecto al uso de las fumigaciones para evitar la propagación de insectos y demás plagas.

Para que la fumigación sea eficaz, es necesario contratar profesionales

El contratar un servicio profesional de fumigación es fundamental para que cualquier tipo de plaga que haya en tu casa, compañía o cualquier otro tipo de establecimiento se mantenga en las condiciones necesarias para habitar y trabajar sin ningún tipo de temor a contraer enfermedades causadas por insectos, ratas, entre otros.

Esto se debe a que el manejo de las herramientas necesarias para realizar este trabajo debe ser efectuado por personas que tengan los conocimientos suficientes para evitar consecuencias ocasionadas por los gases que se usan para eliminar las plagas e implementar un plan de control y seguimiento. Añadido a esto, las empresas de fumigación en Bogotá ofrecen información a sus clientes para mantener sus espacios de la forma más aseada posible.

Al contratar el servicio de fumigación, debes preparar tu casa para

Para que la fumigación pueda ser eficaz en tu casa o negocio, es necesario que prepares el espacio con anticipación. Lo primero que debes hacer para ello es eliminar los desperdicios y la basura, para que pueda ser mucho más fácil eliminar cualquier tipo de plaga que se encuentre presente en el lugar.

Añadido a esto, es necesario que coloques a tus mascotas y alimentos en un lugar seguro, fuera del alcance de las sustancias utilizadas para la fumigación, debido a que esto puede ser nocivo para cualquier animal. También es indispensable que guardes la comida en recipientes bien sellados, para evitar que se contamine.

Es recomendable ventilar bien la casa o establecimiento después de que el proceso de fumigación haya sido culminado. Lo más recomendable es abrir todas las puertas y ventanas al menos durante 30 minutos. Muchos expertos también aconsejan que ninguna persona entre al lugar al menos durante 4 horas, para evitar sufrir alguna afección.

Fumigar tu casa o tu empresa en Bogotá es una inversión a largo plazo

Tal como has podido observar, este tipo de mantenimiento es necesario por varias razones. Otro factor que es necesario que tomes en consideración, tiene que ver con el hecho de que el contratar un servicio de fumigación de calidad, representa una excelente inversión a largo plazo, especialmente en Bogotá. Esto se debe a que las plagas serán eliminadas prácticamente por completo, durante bastante tiempo.

Al realizar esta inversión, estarás ahorrando una gran cantidad de dinero, debido a que efectuar otros tipos de limpieza por tu cuenta genera gastos constantes en productos químicos. Además, el limpiar tu casa o tu empresa por ti mismo (a) no garantizará resultados tan efectivos como una fumigación y plan de control y prevención, por lo que tendrás que repetir el proceso de mantenimiento de una forma mucho más frecuente, considerando además que el uso de sustancias sin la protección y supervisión pertinente traerá consecuencias inmediatas o a futuro sobre los elementos que deseas proteger o sobre la persona que haga su aplicación.